¿QUE SIGNIFICA REALMENTE LA “G” MASÓNICA?

 

Mucha gente se pregunta y otros tantos han escrito y descrito, acerca del significado de la “G”, inserta en el logotipo de la masonería. Dando una vuelta por blogs de iniciados a la masonería, blogs pertenecientes a logias o simplemente blogs de investigación independientes, encontraremos siempre o casi siempre los mismos significados. Los mas habituales son que representa a “Dios”, en lengua inglesa “God”, entendido como principio del bién (Good), otros afirman que se refiere al “Principio Creador o Causa Primera”, es decir , El Gran Arquitecto del Universo, expresado habitualmente con el acrónimo GADU, y por tanto de hay la “G”. También se asocia con la espiral, encontrada hasta la saciedad en miles de lugares de todo el mundo grabadas o pintadas en piedras que viene a representar el mismo principio generador, la actividad geométricamente creadora de toda la naturaleza inserta en la secuencia de Fibonacci. También se asocia, como se puede verse en el documental “13 secretos masónicos”, con la palabra “Gate” significando o aludiendo a un portal dimensional y en otros documentales se alude a la “G” como otro tipo de portal,v esta vez para posesión por parte de otros entes, un portal abierto mediante la magia sexual siendo la “G” alusión a la magia sexual, el punto G. También es posible que se refiera a la raza de reptiles conocida como GINA´ABBUL nombrada en el libro “LAS CRÓNICAS DEL GIRKU”. Desde Todo Está Relacionado, se aportará una visión y significado totalmente diferente a los ya mencionados.

Antes de nada se ha de dejar claro que, lo que a continuación se expondrá, será una lectura algo larga y parecerá al principio que nada tiene que ver con el tema referido, pero todo irá tomando forma y sentido. Pese a que no deje de ser toda esta exposición, basada en libros “sagrados”, apócrifos y documentación histórica, una mera suposición para algunos y deducciones obvias para otros, al menos tendrán otro significado mas que añadir a la colección ya existente.

Para explicar porque se ha llegado a la conclusión del significado principal (que no único) de la “G” en la masonería se ha partido de algo que, hasta el momento parece no haber sido tenido en cuenta, es el logotipo completo de la masonería. Normalmente se expone el típico logo del compás y la escuadra con la “G” inserta dentro.


Pero existe uno mas interesante y es el siguiente:

 

Notan algo diferente y que llame la atención?

Resaltemos para que no pierda detalle.

Efectivamente. Tenemos un pequeño pero significativo “saludo” que parece indicar algo muy concreto, un acuerdo o pacto bajo la “G”, o quizás, mas concretamente, entre una “G” y otra “G”. Para averiguar quienes son esa o esas 2 “G” tendremos que escarbar en el pasado.

Una de las historias que se repiten en el mundo antiguo es la figura del héroe o semidios que toma el fuego o el conocimiento de los “dioses” y lo ofrece a las personas elegidas. Los llamados Observadores, entre los que figuran Azazel y Shemyaza, dieron conocimientos avanzados a seres humanos, de acuerdo con el Libro de Enoc. Azazel es el nombre de una entidad espiritual y su origen es hebreo, significando “emisario de la cabra”, o “chivo expiatorio”, tal como se indica en el Levítico.

Se origina de dos palabras de raíz: aze, significando la cabra, y azel, significando la salida. Otro posible origen del nombre es que sea un derivado de las palabras hebreas -az, que significa áspero, escarpado, y -el-, poderoso o luminoso, que es un sufijo que se aplica a casi todos los “ángeles caídos”. Parece que podría ser una alusión a la montaña desde donde se despeñaban las cabras para su sacrificio.
Azazel es mencionado en el libro apócrifo de Enoc (también llamado Enoch o Henoch), y más tarde en la literatura judía.

De acuerdo al Enoc, Azazel era el líder de los Grigori, que significa observadores o vigilantes, también conocidos como hijos de Elohim. Son un grupo de “ángeles caídos” de la mitología judeocristiana mencionados en algunos textos apócrifos Bíblicos y en el Libro del Génesis. En estos textos se menciona que los Grigori fueron seres que se aparearon con las “hijas del hombre“, naciendo de esta unión una raza de gigantes conocida como los Nephilim. Según el Libro de Enoc, los Grigori suman un número de 200, pero sólo sus líderes son mencionados: “Estos son los nombres de sus jefes: Samyaza, que era su líder, Urakabarameel, Akibeel, Tamiel, Ramuel, Dan’el, Azkeel, Saraknyal, Asael, Armers, Batraal, Anane, Zavebe, Samsaveel, Ertael, Turel, Yomyael y Azazyel (también conocido como Azazel). Estos 200 “ángeles” que descendieron sobre el monte Hermón, hicieron un juramento y se comprometieron todos a no retroceder en el proyecto hasta ejecutarlo realmente.

En el Libro de Enoc, libro tenido como sagrado por la Iglesia ortodoxa etíope pero considerado apócrifo por otras iglesias cristianas, además de nombrar al número y los nombres de los principales Grigori, también explica el tipo de castigo que sufrieron estos seres y sus hijos. Al unir ambos textos se da a entender que el castigo de estos ángeles se habría realizado después de la creación del hombre, a diferencia de otros mitos que relacionan estos hechos con Lucifer, del que se indica que habría sido castigado antes de la creación bíblica del mundo. Sin embargo hay que tener en consideración que en el libro de Enoc se cuenta que, ya antes de estos sucesos, se había castigado a siete estrellas parecidas a grandes montañas (referencia a las Pleyades).

En el Libro de los Jubileos, texto apócrifo escrito probablemente en el siglo II o III a.C, se menciona que estos “ángeles” son hijos de los Elohim, un antiguo plural mayestático del “Dios” hebreo o el posible indicio de un origen politeísta del judaísmo. En este libro se dice que estos seres eran gigantes que habían bajado a la Tierra con la tan “humana” pretensión de tener compañía femenina. Los Elohím les habían enviado a la tierra para enseñar a la humanidad la verdad y la justicia, pero estos decidieron pactar y desobedecer su misión y las reglas establecidas. Este texto ofrece una versión diferente del propósito por el cual los Observadores o Vigilantes bajaron inicialmente a la Tierra, y complementa la descripción de éstos seres.
Azazel es particularmente significativo entre los Grigori porque fue él quien enseñó a los hombres a forjar armas de guerra y como extraer y trabajar el oro, así como a las mujeres a hacer y utilizar cosméticos. El sexo se convirtió en una “adicción” para ellos, así terminaron enseñandoles secretos a las mujeres tales como brujería, magia, hechicería, conjuros, pócimas y uso de plantas.

El símbolo más importante de estos Observadores es el dios griego Prometeo, que se dijo que salió de los Montes Cáucasos (esta zona es de donde provienen los “judíos” ashkenazi, descendientes del pueblo Jazaro). En la mitología griega, Prometeo es un Titán amigo de los mortales, venerado por robar el fuego (conocimientos y sabiduría) de los “dioses” y darlo a los humanos (no se engañe, sólo a los elegidos) para su uso, razón por la que fue castigado.
La torre de Babel construido por el rey Nimrod con los conocimientos suministrados por un dios que se metamorfoseaba en humano, sería el símbolo del fracaso del primer intento de nuevo Orden Mundial, un solo gobierno globalizado (al menos en aquellas fechas, es posible que hubiera existido miles de años antes en la Atlantida y Lemuria).

Efectivamente. Tenemos un pequeño pero significativo “saludo” que parece indicar algo muy concreto, un acuerdo o pacto bajo la “G”, o quizás, mas concretamente, entre una “G” y otra “G”. Para averiguar quienes son esa o esas 2 “G” tendremos que escarbar en el pasado.

Una de las historias que se repiten en el mundo antiguo es la figura del héroe o semidios que toma el fuego o el conocimiento de los “dioses” y lo ofrece a las personas elegidas. Los llamados Observadores, entre los que figuran Azazel y Shemyaza, dieron conocimientos avanzados a seres humanos, de acuerdo con el Libro de Enoc. Azazel es el nombre de una entidad espiritual y su origen es hebreo, significando “emisario de la cabra”, o “chivo expiatorio”, tal como se indica en el Levítico.

Se origina de dos palabras de raíz: aze, significando la cabra, y azel, significando la salida. Otro posible origen del nombre es que sea un derivado de las palabras hebreas -az, que significa áspero, escarpado, y -el-, poderoso o luminoso, que es un sufijo que se aplica a casi todos los “ángeles caídos”. Parece que podría ser una alusión a la montaña desde donde se despeñaban las cabras para su sacrificio.
Azazel es mencionado en el libro apócrifo de Enoc (también llamado Enoch o Henoch), y más tarde en la literatura judía.

De acuerdo al Enoc, Azazel era el líder de los Grigori, que significa observadores o vigilantes, también conocidos como hijos de Elohim. Son un grupo de “ángeles caídos” de la mitología judeocristiana mencionados en algunos textos apócrifos Bíblicos y en el Libro del Génesis. En estos textos se menciona que los Grigori fueron seres que se aparearon con las “hijas del hombre“, naciendo de esta unión una raza de gigantes conocida como los Nephilim. Según el Libro de Enoc, los Grigori suman un número de 200, pero sólo sus líderes son mencionados: “Estos son los nombres de sus jefes: Samyaza, que era su líder, Urakabarameel, Akibeel, Tamiel, Ramuel, Dan’el, Azkeel, Saraknyal, Asael, Armers, Batraal, Anane, Zavebe, Samsaveel, Ertael, Turel, Yomyael y Azazyel (también conocido como Azazel). Estos 200 “ángeles” que descendieron sobre el monte Hermón, hicieron un juramento y se comprometieron todos a no retroceder en el proyecto hasta ejecutarlo realmente.

En el Libro de Enoc, libro tenido como sagrado por la Iglesia ortodoxa etíope pero considerado apócrifo por otras iglesias cristianas, además de nombrar al número y los nombres de los principales Grigori, también explica el tipo de castigo que sufrieron estos seres y sus hijos. Al unir ambos textos se da a entender que el castigo de estos ángeles se habría realizado después de la creación del hombre, a diferencia de otros mitos que relacionan estos hechos con Lucifer, del que se indica que habría sido castigado antes de la creación bíblica del mundo. Sin embargo hay que tener en consideración que en el libro de Enoc se cuenta que, ya antes de estos sucesos, se había castigado a siete estrellas parecidas a grandes montañas (referencia a las Pleyades).

En el Libro de los Jubileos, texto apócrifo escrito probablemente en el siglo II o III a.C, se menciona que estos “ángeles” son hijos de los Elohim, un antiguo plural mayestático del “Dios” hebreo o el posible indicio de un origen politeísta del judaísmo. En este libro se dice que estos seres eran gigantes que habían bajado a la Tierra con la tan “humana” pretensión de tener compañía femenina. Los Elohím les habían enviado a la tierra para enseñar a la humanidad la verdad y la justicia, pero estos decidieron pactar y desobedecer su misión y las reglas establecidas. Este texto ofrece una versión diferente del propósito por el cual los Observadores o Vigilantes bajaron inicialmente a la Tierra, y complementa la descripción de éstos seres.

Azazel es particularmente significativo entre los Grigori porque fue él quien enseñó a los hombres a forjar armas de guerra y como extraer y trabajar el oro, así como a las mujeres a hacer y utilizar cosméticos. El sexo se convirtió en una “adicción” para ellos, así terminaron enseñandoles secretos a las mujeres tales como brujería, magia, hechicería, conjuros, pócimas y uso de plantas.

El símbolo más importante de estos Observadores es el dios griego Prometeo, que se dijo que salió de los Montes Cáucasos (esta zona es de donde provienen los “judíos” ashkenazi, descendientes del pueblo Jazaro). En la mitología griega, Prometeo es un Titán amigo de los mortales, venerado por robar el fuego (conocimientos y sabiduría) de los “dioses” y darlo a los humanos (no se engañe, sólo a los elegidos) para su uso, razón por la que fue castigado.

La torre de Babel construido por el rey Nimrod con los conocimientos suministrados por un dios que se metamorfoseaba en humano, sería el símbolo del fracaso del primer intento de nuevo Orden Mundial, un solo gobierno globalizado (al menos en aquellas fechas, es posible que hubiera existido miles de años antes en la Atlantida y Lemuria).

Nimrod siempre se opuso a “Dios” (entiendasé por “Dios” en mayusculas al jefe de los otros “dioses”) y adoró a los “demonios” (los otros “dioses” metamórficos) que le daban “conocimientos secretos” (muy similar al caso Prometeo). Con astrología, Nimrod supo que Abraham nacería para poner fin a la idolatría y mandó a sacrificar todo recién nacido a esos “dioses” para evitar el nacimiento de Abraham. “Dios” intentó al menos 3 veces exterminar la descendencia híbrida de los Gregori (reptilianos metamórficos). Abraham nacería como parte de ese plan para eliminar la “idolatría” a “demonios” (los otros dioses). Este por obra “divina” tendría descendencia a muy avanzada edad, así nacería Isaac y Jacob quien a su vez tuvo 12 hijos y una hija (13) que darían origen a lo que conocemos como las 12 tribus de Israel, totalmente conectadas a la masonería illuminati. Las 12 tribus están llamadas por “Dios” para cumplir las profecias del fin de los tiempos, una de ellas son los siervos de “Dios”. Una tribu no está sellada por “Dios” y será “exterminada” el dia del juicio. La Tribu de Dan se trasladó a Canaán en el monte Hermon y adoptó la adoración canaanita de estos “angeles”, los Grigori. Dan significa juzgar.

Será Dan, serpiente junto al camino, vibora junto a la senda, que muerde los talones del caballo, y hace caer hacia atrás al jinete” (Gn. 49:17) La simiente de la serpiente de la cual emergerá el “anticristo” para reclamar el título de León de Juda (otra de las 12 o mejor dicho 13 tribus, es Judá, cuyo escudo es un león). De esta forma estamos asistiendo a un duelo entre linajes, como lo ha sido siempre por establecer un control mundial como objetivo principal y disputado entre familias descendientes de los Grigori (unas mas puras que otras).

Estos son los estandartes de la Tribu de Dan, ¿No les suena de algo la serpiente y el águila?

La Tribu de Dan ha viajado por toda Europa, arrastrando la cola de la serpiente y dejando su marca por el camino. Provienen de dicho linaje judíos africanos, asiáticos, hindúes, de igual forma que nombres como la reina Isabel (casa Winsord), Zarkozy, la familia Bush, la casa de Rothschild o la familia Rockefeller descienden de la Tribu de Dan. En Grecia se les conoció como los Danoi y en Italia como los Danaus. Gran Bretaña viene del hebreo B´rith-ain que significa “La tierra del pacto“ o “La tierra del convenio” ¿Del convenio o pacto con quién? Del pacto con los Grigori. La tribu de Dan falta de la lista de los 144 000 judíos sellados en Ap.7:4-8. Es decir, se hacen pasar por judíos, o al menos judíos de la lista de “Dios” (es decir, el jefe de los Elohim). Los Reyes Merovingios que reinaban en Francia en los años 476-750 creían o decían ser descendientes de Dan. El líder del NWO vendrá de la realeza Illuminati-Merovingia, es decir, del linaje de Dan.
Pero en un convenio hacen falta al menos 2 partes y esa otra parte debería tener la autoridad para realizar dicho pacto. Aquí entran a escena los líderes espirituales y presidentes de las academias talmúdicas de Sura y Pumbedita en Babilonia y cuya obra clave es el Talmud Babilónico.

Estos lideres o mejor dicho presidentes de dichas academias eran los GAONIM (Geonim en inglés) o en Hebreo גאונים, siendo el singular GAÓN. Su significado actual es el de Genios pero el original era ESPLENDOR, palabra que proviene del latín Splendor, del verbo Splendere que significa BRILLAR lo cual puede muy bien entenderse como Iluminación, Iluminado o como hoy se les conoce ILLUMINATI. Estos pertenecen a la Tribu de Levi, los cuales eran los encargados de todo lo relacionado al templo (sacrificios, ofrendas, etc).

Levita y sacerdote era y son sinónimos. El Kohen Gadol era el sumo sacerdote. Los Koanim tiene un estatus especial en el judaísmo. Como “curiosidad” ciertas imperfecciones podían llegar a descalificar a un kohen del servicio en el templo, entre ellas una línea blanca que atraviese la unión entre el blanco del ojo y el iris (cuando menos, curioso). Los Koanim realizan un gesto durante las ceremonias simbolizando a su “Dios”, mediante la representación de la letra SHIN de SHADDAI que significa “Dios de las montañas” y que posiblemente sea el monte Hermón, ya que éste es un conjunto de montañas con tres cumbres al sur de la Cordillera del Antilíbano. Esta cumbre hace actualmente de frontera entre Israel, Líbano y Siria. siendo el Hermón el más alto y que fue llamado Senir por los amorreos y Sirión (las 3 pirámides de Egipto están orientadas hacia Orión) por los fenicios. Se refirieron a la montaña como el “Monte Ba’al Hermón” (Jueces 3:3) y también es llamado “Monte Sion” (Deuteronomio 4:48). La “Sagrada Escritura” indica que Abraham y su padre Teraj adoraban a dioses “extraños” (posiblemente el “dios” Anu).


Algunos ejemplo mas, cortesía de PUTAS PARANOIAS


  
  

Tras todo esto se puede ver mas claramente el porqué de la existencia e insistencia en mentiras y farsas tan gigantescas como el Holocausto judío, que no fue tal sino mas bien un gigantesco Holocuento, como el 11-S, el 11-M, el 7-J y el 22-J, para poder completar aquel convenio, aquel pacto de los GAONIM y los GRIGORI para culminar la implantación del Nuevo Orden Mundial (el cual lleva ya muchos miles de años funcionado pero de forma oculta) de una forma legal y abierta.

Fuente:

Http://www.todoestarelacionado.wordpress.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s